This site uses cookies to provide web functionality and performance measurement.

Got itArrow Right

En UNO, la seguridad de nuestros modelos, así como de aquellos que aspiran a serlo, es nuestra principal prioridad.



En las últimas semanas, varios perfiles en plataformas como Instagram, Facebook o WhatsApp, han usurpado la identidad de UNO Models haciéndose pasar por nuestro equipo de profesionales.

Por favor, no interactúes con nadie antes de verificar su identidad.

El único equipo que trabaja en UNO es el que aparece en la sección de Contacto de nuestra web, y por lo tanto sus correos siempre terminan en @unomodels.com.

De igual manera, todas nuestras redes sociales están verificadas y todo aquello que no provenga de una cuenta o fuente verificada, no representa a UNO Models.

CONTINúa
a la web

Arrow right

Get closer to our talents through UNO Stories. Click to watch the full Laura Ponte interview

UNO Models

Mirror, Mirror...

11/01/2024

,  

We Care

READ MORE

¿Qué son el canon de belleza y el activismo estético? ¿Podemos liberarnos de esta presión que nos hace infelices?

El concepto de belleza ha ido cambiando a lo largo de los milenios. Desde la Venus de Willendorf –imagen de una mujer cuyos atributos convertían su cuerpo en un receptáculo perfecto para futuros bebés–, hasta la de Milo, ya más estilizada, al David de Miguel Ángel, ejemplo de las proporciones “perfectas” para un cuerpo masculino, estas representaciones eran la fórmula que determinaba qué era bello y qué no. Un dogma aspiracional que dejaba fuera a la mayoría de personas, simples humanos, y una imposición que sigue provocando un número nada despreciable de enfermedades mentales, trastornos alimenticios y locuras quirúrgicas.

La cejas inexistentes del Renacimiento, las figuras rotundas pero estrictamente proporcionales del Barroco, la palidez absoluta, la figura del reloj de arena que conseguían los corsés victorianos, la delgadez yonqui de los 90, las pestañas postizas exageradísimas que vemos hoy en día… parece que el canon no hace más que cambiar, porque su naturaleza esencial es ser, precisamente, inalcanzable. Lo que no cambia, sin embargo, es como aspirar a una belleza normativa no deja de vaciarnos los bolsillos y la autoestima.

Afortunadamente –y gracias a movimientos sociales que han puesto el grito en el cielo y manos a la obra–, el canon tal y como lo conocíamos hasta ahora está desapareciendo. Si la belleza habita en los ojos de quien mira, ahora todo el mundo está mirando a su alrededor en lugar de hacia arriba, donde las divinidades blancas, rubias, delgadas, de narices pequeñas y enormes pechos habitaban. Y al descender a nivel de calle, hemos descubierto que la belleza está en todos lados.

Personas de todos los tonos de piel, tallas y procedencias han tomado el lugar que nunca se les debería haber arrebatado en las páginas de las revistas de moda, las pasarelas y la publicidad. Aunque esto en principio pudiera parecer un ejercicio de corrección política sin más, el efecto avalancha que supone ver esta variedad de rostros y cuerpos en los medios, hace que normalicemos colectivamente la existencia de no solo un tipo de belleza, sino de un amplio abanico de características que pueden serlo. Y no solo eso: la representación, esa afluencia de caras distintas, hace que todo el mundo se sienta validado, ayuda a reducir los problemas de autoestima, los prejuicios y a consolidar una sociedad más plural, más inclusiva, menos estricta.

Que el canon único de belleza occidental haya saltado por los aires no ha salido de la nada. La parte positiva de las redes sociales es que ha permitido a muchas personas mostrarse tal y como son, dando lugar a movimientos body positive ejemplificado por personalidades como Winnie Harlow, Serena Williams, Jonathan Van Ness o nuestra Itziar Castro que han hablado de su esfuerzo por superar los complejos y los dogmas de la normatividad y de su camino hacia la auto aceptación y la alegría de descubrir su propia belleza. Cualquiera que tenga redes sociales ha podido observar el abuso y los insultos a los que la recientemente fallecida Castro se enfrentaba todos los días, respondiendo siempre con humor y compasión. Su ejemplo y su compromiso es una inspiración para todas nosotras.

Este activismo estético no ha sido siempre aceptado, como bien cuenta la modelo, agente y activista negra Bethann Hardison en su documental Invisible Beauty, en el que hace un recorrido por su carrera como modelo desde los años 70 en Nueva York y su lucha para que se reconociera el valor de las personas racializadas en una industria tan racista, clasista y poco inclusiva como ha sido la de la moda hasta hace poco más de una década. Como bien dice Desirée Bela-Lobedde en su libro Ser mujer negra en España: “Vivimos en una sociedad que marca unos cánones de belleza occidentales por los cuales, cuanto más clara la piel y liso el pelo, más aceptadas seremos. Eso se traduce en una presión y una violencia que ejercemos nosotras mismas sobre nuestros cuerpos, por una cuestión de asimilación. El activismo estético implica descolonizar también el cuerpo, no solo la mente.”

Gracias al entramado de profesionales que han impulsado el cambio en la industria, a algunas celebridades y a la necesidad del público de que la realidad heterogénea de las sociedades de hoy en día se refleje en los medios, estamos entrando poco a poco en la era más diversa de la historia. Y eso es una excelente noticia. Sin embargo, no podemos bajar la guardia: las operaciones estéticas siguen siendo un negocio floreciente, hacerse mayor se continúa viendo como un problema y la belleza sigue siendo dictadas por famosas con demasiado tiempo y dinero entre manos. Estamos forzadas a una vigilancia constante ante un bombardeo sin fin de imágenes de “perfección” absurda. Y debemos aprender a reconocernos y a querernos tal y como somos. 

HANA JIRICKOVA, A CAREER IN PICTURES

03/08/2023

,  

A Career In Pics

HANA JIRICKOVA, A CAREER IN PICTURES

Vogue, Elle, Oscar de la Renta, Harper’s Bazaar y mucho más: la carrera de Hana Jirickova ha estado marcada por los nombres más top de la moda. Le queda un futuro igual de dorado que su icónica Lady Million. 

View all pics

>
01/3/2024, News
White arrow left

Eeva Lioni for Elle Italia

Editorials

White arrow right
Eeva Lioni for Elle Italia
Eeva Lioni for Elle Italia
Eeva Lioni for Elle Italia
Eeva Lioni for Elle Italia
Eeva Lioni for Elle Italia
Eeva Lioni for Elle Italia
Eeva Lioni for Elle Italia
A fashion designer who could get me to empty my pocketA fashion designer who could get me to empty my pocketA movie that I have been able to see more than 3 timesA song that perfectly defines my idea of heartbreakA (not too) touristy destination that I will always want to return toA model that is changing today's industryA book that changed my idea of social relationships

20/11/2023

,  

Model's Fav

A fashion designer who could get me to empty my pocket

Jacquemus. Love the aesthetic and simplicity of the designs
White arrow left
White arrow right
Hugo Kwon
Hugo Kwon
Hugo Kwon
Hugo Kwon
Hugo Kwon
Hugo Kwon
Hugo Kwon
Hugo Kwon
Hugo Kwon
Hugo Kwon

02/03/2024,   New Entries

 

NEW FACE: Hugo Kwon